Temas para Windows XP

Encontrar temas para Windows XP nunca ha sido un problema: son muchas las páginas dedicadas a ello. Lo que no suele ser tan fácil es encontrar temas que realmente se puedan usar: es decir, que no te vayas a cansar de ellos al día siguiente.

A continuación te presentamos cinco temas para Windows XP que, si bien no son revolucionarios ni suponen una gran variación con respecto al original, sí cambian lo suficiente para que veas tu Windows XP con otros ojos.

Aero Style

Aero Style

Desde que salió Windows Vista, las copias de su interfaz se han sucedido una y otra vez. Este tema incluye tres diseños diferentes, con distintas aproximaciones a la interfaz Aero, con once variaciones más cambiando los colores (también disponible en negro) así como la anchura de la Barra de tareas.

Windows Embedded

Windows Embedded

Windows Embedded es el tema de la versión de Windows diseñada para ser incluida en aplicaciones industriales. El diseño no cambia demasiado con respecto al tema original, tan sólo se aprecia un uso más extenso del azul marino.

Luna Element 5

Luna Element

Este tema, disponible en azul y negro, con Barra de tareas fina y normal, es una mezcla de lo nuevo y lo viejo, inspirado tanto en Windows XP como en Aero.

Si te gusta, su autor dispone de otros temas similares en Deviantart.

Royale Remixed

Royale Noir

Royale Remixed es una recopilación de los distintos temas Royale. Incluye Royale (azul), Royale Noir (negro) y Royale Zune (muy parecido al anterior)

Windows Media Player 11

Media Player

Para terminar esta recopilación de temas “normales”, nada mejor que éste, inspirado en Windows Media Player 11. Se ofrece en cuatro variantes distintas: Basic, Compact, Vista y Vista 48.

Instalación

themeLa mayoría de los temas anteriores no son originales, por lo que no se pueden instalar salvo que tu Windows XP esté “parcheado” para que pase por alto esta peculiaridad.

El proceso de parchear es rápido y sencillo, especialmente si utilizas UXTheme Multi-Patcher, un programa con mucha solera.

Una vez tu Windows está preparado para cargar temas no oficiales, descarga y descomprime el tema que quieras en cualquier carpeta. Lo recomendable es que lo hagas en tu carpeta de Windows, subcarpeta Resources\Themes, por ejemplo C:\Windows\Resources\Themes.

Después, haz doble clic en el archivo .Theme del theme que has descomprimido… y listo.