Instalar fuentes con un clickHace un tiempo ya te explicamos cómo instalar fuentes en Windows 7 y Windows XP, junto con otros consejos relacionados como lugares donde los que encontrar tipografías gratuitas.

Tal y como vimos, Windows 7 simplifica bastante la tarea, pues puedes instalar fuentes directamente desde el menú contextual, seleccionando la opción instalar. ¿Sencillo verdad? Pero ¿y qué pasa con Windows XP? ¿Hay algún modo de instalar fuentes con un clic, sin tener que copiar y pegar?

Método

Esta misma pregunta se la han repetido varias personas desde Aristóteles hasta nuestros días, y lo cierto es que no hay ningún método realmente limpio y que no requiera de programas adicionales. Ahora bien, se puede hacer con una mínima molestia.

Lo que haremos será crear un archivo BAT que copie la fuente a la carpeta de Windows correspondiente, abriéndo después la carpeta.

Seguramente te preguntes qué necesidad hay de abrir la carpeta Fuentes de Windows. Lo cierto es que si copias la fuente mediante métodos convencionales (línea de comandos) y no manualmente desde el Explorador de archivos, la fuente se copia, sí, pero no se ejecutan las rutinas necesarias para añadir la fuente al listado de fuentes instaladas (concretamente, la entrada de Registro).

Algunas personas sugieren la alternativa de copiar la fuente y después añadir la entrada al Registro. Eso es técnicamente correcto, sí, pero después será necesario Reiniciar el sistema, lo cual obviamente no es una opción, pues buscamos ahorrar tiempo.

El archivo BAT

Así pues, manos a la obra. Lo primero que necesitas es crear un archivo BAT. Para ello, ve a algún lugar de tu disco duro donde no te moleste tener un archivo. Un mal ejemplo es el Escritorio, y un buen ejemplo es la carpeta de Windows. A continuación, haz clic derecho y selecciona Nuevo > Documento de Texto.

Llámalo con un nombre explicativo y extensión BAT. Por ejemplo: instalarfuente.bat. Después, haz clic derecho sobre él, y selecciona Editar. Se abrirá en el Bloc de Notas.

Escribe lo siguiente en su interior, y guárdalo.

copy %1 %windir%\fonts
start %windir%\fonts

La primera línea copiará el archivo dado a la carpeta de Windows, mientras que la segunda abrirá la carpeta de fuentes, para que Windows actualice su base de datos.

Si lo prefieres, puedes añadir arriba del todo el comando Pause. De este modo, podrás cancelar la instalación pulsando Control + C o cerrando la ventana.

Quedaría así:

pause
copy %1 %windir%\fonts
start %windir%\fonts

La asociación

Ahora, lo único que falta es asociar los formatos de fuentes con este archivo BAT que hemos creado. El modo más fácil y rápido es hacer clic derecho en el Explorador de archivos, y seleccionar Abrir con… Si ya está asociado a algo, esta opción no aparecerá. Entonces tendrás que dejar pulsado Shift mientras haces clic derecho para disponer de la opción Abrir con.

A continuación, marca Utilizar siempre el programa seleccionado para abrir este tipo de archivos y pulsa Examinar, buscando la ubicación de tu archivo BAT.

Asociación

Y ya lo tienes listo. Cuando hagas doble clic en un archivo TTF, se instalará. Deberás repetir el proceso para otros formatos de fuente como OTF.

Extra: El modo profesional

El modo de asociación anterior es rápido e intuitivo, pero se puede mejorar. Si dispones de paciencia para dar unos pasos más, es recomendable que hagas lo siguiente.

En el Explorador, haz clic en Herramientas > Opciones de carpeta. Después, dirígete a Tipos de archivo.

Haz clic en Opciones avanzadas.

Tipo de archivo

Pulsa Nuevo. En Acción escribe “Instalar” o cualquier otro texto explicativo, pulsando después Examinar para buscar la ruta de tu archivo BAT.

Instalar

Acepta los cuadro de diálogo y ya lo tienes listo. De este modo, podrás previsualizar una fuente, o Instalarla, de forma rápida y sencilla.

Puedes incluso seleccionar cuál será el comando predeterminado cuando hagas doble clic. Lo logras en la anterior ventana, haciendo clic en Predeterminado una vez has seleccionado tu decisión. De este modo, puedes instalar por defecto, pero con opción a previsualizar si así lo deseas.

Opción predeterminada

El resultado es este, un menú muy similar al que tenemos en Windows 7, pero en Windows XP.