Facebook en el trabajo

Hace un tiempo, ya te comentamos unas cuantas opciones para acceder a Facebook desde el trabajo, universidad, o China cualquier sitio donde se encuentre bloqueado.

El objetivo de dicho post era mostrarte el mayor número de posibilidades, para que tú eligieras aquella que mejor te conviniera, por lo que no pudimos entrar en detalles. Es por ello que aquí tenemos este pequeño spinoff, donde te explicamos paso a paso cómo utilizar los proxies web para acceder a Facebook desde casi cualquier lugar.

Encontrar un proxy que funcione

Antes de nada, hemos de aclarar que nos estamos refiriendo a proxies que funcionan desde la web. Es decir, simplemente visitas una página web, y dicha página hará de intermediario entre tu PC y Facebook. El listo de tu jefe ha bloqueado facebook.com, pero no puede bloquear todas las páginas intermediarias del mundo (salvo si tiene mucho tiempo libre, que es posible).

El problema es que tu jefe, o su mano derecha en el departamento de informática, puede haber bloqueado los accesos más conocidos. Por ello, tendrás que iniciar un ensayo y error hasta encontrar uno al que puedas acceder.

Este es el paso más complicado, pues este tipo de páginas son inestables y también son los casos en los que no son más que una excusa para obtener tu contraseña. Así pues, la precaución es esencial.

Conectar a Facebook

Un ejemplo de web que está funcionando a día de hoy es http://www.facebookproxy.co.uk/ Es importante que hagas clic en Browser y no caigas en pulsar el resto de botones, que llevan a otras páginas que no parecen funcionar en este momento.

Facebook Proxy

A continuación, si tienes suerte, se te cargará la página de inicio de Facebook, con una barra superior con opciones sobre el proxy.  Con la configuración por defecto, no podrás iniciar sesión en Facebook, ya que el proxy desactiva cookies y javascript por defecto, de modo que tu única opción sería cargar Facebook móvil.

Facebook Proxy

Para evitarlo, debes desmarcar la casilla de Remove scripts y, paradójicamente, también la de Allow cookies. Las opciones quedarían así:

Facebook proxy

Tras pulsar sobre Go, ahora sí podrás escribir tus credenciales. Después, el proxy te avisará de que la página está intentando usar conexión segura SSL, que el proxy no puede proporcionar. Llegados a este punto, y teniendo en cuenta que si estás usando un proxy, seguramente estés bastante desesperado por acceder a Facebook, acepta con Continue Anyway y continúa.

Conexión segura


Lo siguiente que pasará es que el inicio de sesión fallará. ¿Decepcionado? Es normal, ya que tuvimos que desactivar el uso de cookies para poder escribir nuestro usuario y contraseña. Facebook nos pedirá que activemos las cookies para continuar, y eso es justo lo que haremos.

En la barra superior, vuelve a marcar Allow cookies y después pulsa Go. Facebook nos contará una historia.

Facebook roadblock

Facebook es muy listo, y detectará que estás intentando iniciar sesión desde un lugar extraño. Esto es así porque el que inicia sesión no eres tú, sino la página web. Deberás, por tanto completar un proceso para verificar tu identidad. Sólo tendrás que hacerlo una vez.

Facebook captcha

Una vez completes el proceso, por fin podrás acceder a Facebook. Dada la complejidad de Facebook, unida a las limitaciones del proxy, es posible que tengas problemas para completar el proceso de Roadblock. Un caso común es que las imágenes del captcha no carguen.

En tal caso, deberás acceder a Facebook desde algún lugar en el que puedas (por ejemplo, más tarde, en casa) y marcar ese lugar como conocido. Cuando inicies sesión, te saldrá el mismo asistente para confirmar tu identidad.

El paso más importante es en el que debes marcar como que la localización sospechosa no es mala. Hazlo haciendo clic en This is Okay.

Facebook roadblock

Una vez el sitio ha sido marcado como conocido, ya no necesitarás pasar el proceso de seguridad de Facebook.

A tener en cuenta

Facebook hace un uso intensivo de Javascript, por lo que muchas funciones, directamente, no funcionarán, o lo harán de un modo increíblemente lento. Para evitarlo, puedes cargar la versión para móviles de Facebook que, aunque rudimentaria, funciona.

Y ya que hablamos de la versión móvil de Facebook, si tienes problemas para encontrar un proxy que no haya sido bloqueado en tu trabajo, prueba con la extensa lista de Camolist. El único problema es que cargará siempre la versión móvil de Facebook.

Otro aspecto que debes recordar es la inseguridad de enviar tu contraseña a una página para que inicie sesión por ti. Todo lo que hagas, será realizado en un servidor externo, así que intenta evitar en la medida de lo posible exponer tu privacidad. Una buena recomendación es cambiar la contraseña antes y después de usar estas páginas, por si acaso.