Encontrarse con un archivo ZIP o RAR corrupto no es nunca plato de buen gusto. Además, la ironía del momento siempre hará que te suceda con el ZIP más importante del mundo, en el que guardabas cosas únicas e irrepetibles.

Antes de tirarte de los pelos o encomendarte a algún santo, te gustará saber que quizá no esté todo perdido. Si un archivo comprimido está corrupto, significa que parte de su contenido está erróneo por algún motivo, pero es posible que algunas partes del contenido se puedan salvar.

Sigue leyendo para saber cómo sacarle el máximo jugo a los archivos ZIP o RAR incompletos o que presentan errores.

¿Por qué sucede?

Las causas para que un archivo comprimido se “corrompa” e impida su descompresión son, básicamente, las siguientes:

  • Se trata de una descarga de Internet que se ha cortado antes de terminar. En este caso, lo mejor es descargar el archivo de nuevo.
  • Windows, o el programa compresor, se cerraron inesperadamente mientras se creaba o manipulaba.
  • Se había borrado y recuperado después, estando parte de su contenido sobreescrito por otros archivos.

Reparar RAR y ZIP con WinRAR

Antes de nada, es importante que recuerdes lo siguiente: en la informática no existen los milagros. Es decir, si el archivo está incompleto o parte de su contenido está sobreescrito con otras cosas, habrá partes que nunca podrás recuperar. Por tanto, si tu ZIP contenía un único archivo, entonces ólvidate.

La reparación te servirá sólo en el caso de que incluya varios archivos en su interior. Quizá algunos hayan pasado a mejor vida, pero otros los podrás recuperar.

Reconocer RAR o ZIP corruptos es muy sencillo: al abrirlo mostrará un mensaje parecido al siguiente:

Archivo RAR corrupto en Winrar

Después de cerrar esta ventana, lo más seguro es que veas su contenido vacío dentro de WinRAR. No desesperes, no quiere decir que no puedas recuperar nada.

Lo que tienes que hacer es, en la ventana de WinRAR, ir al menú Tools > Repair Archive (Herramientas > Reparar archivo)

Repair archive

En esta ventana lo único que tienes que hacer es especificar la ruta en la que se guardará la copia “reparada” del archivo, así como el formato original, si bien WinRAR normalmente lo identificará por sí mismo. Pulsa OK.

Reparando...

La reparación se iniciará automáticamente, creando un nuevo archivo, de nombre igual al anterior pero incluyendo “rebuild”. Si tienes suerte, en este archivo reparado podrás extraer parte del contenido.

Reparar ZIP con ZIP Repair

WinRAR no es demasiado eficiente reparando archivos ZIP. Si con el método anterior no has sido capaz de recuperarlo, puedes probar la utilidad gratuita Diskinternals Zip Repair.

Lo primero de todo, es elegir el archivo ZIP a reparar, así como la ruta en la que se guardará la copia ya reparada.

Zip Repair

En el siguiente paso se “previsualizan” los archivos que están contenidos en el ZIP. Es normal que aparezcan algunos con carácteres extraños: esos serán los que han pasado a mejor vida, al menos parcialmente.

Zip Repair

Por último ya sólo queda pulsar en Next. Tiempo total empleado: menos de 10 segundos.

Conclusiones

Reparar archivos comprimidos ocultos no es una ciencia exacta. El éxito de esta operación dependerá de varios factores como la cantidad de daño que tenga en su interior, el formato, cantidad de archivos, uso de encriptación o contraseña, etc.

Así pues, no deposites demasiada confianza en la reparación, pues serán muchas las ocasiones en las que no puedas recuperar el contenido.