Archivos imborrables

Seguro que alguna vez, cuando te disponías a borrar un archivo o carpeta te has encontrado con la desagradable sorpresa de que no podías hacerlo: un mensaje de Windows te indicaba que el archivo se encontraba en uso, y la operación no se podía completar.

A continuación te explicaremos como eliminar este tipo de archivos, por las buenas, manualmente y con la inestimable ayuda de Unlocker.

¿Por qué no se pueden borrar?

El principal motivo por el que un archivo no se puede borrar es por estar en uso. Si utilizas Windows 7, esto es muy fácil de ver, porque el propio sistema te lo indica en la ventana emergente.

Archivo en uso

¿Borrar un MP3 mientras lo reproduzco? Quizá debería pararlo antes…

A veces, sin embargo, no es tan obvio que el archivo esté en uso: puede ser el propio Windows quien lo tiene “atrapado” por misteriosos motivos, por lo que no tendrás más remedio que recurrir a la ayuda profesional: o Unlocker (mira más abajo) o quizá reiniciando explorer.exe.

El segundo motivo común es la carencia de permisos. Ahora bien, salvo que estés accediendo a los archivos de otro usuario, lo más seguro es que se trate de una estratagema de autodefensa de un programa o de tu propio Windows, para protegerse tanto de ti como de modificaciones por parte de virus. El caso típico es el de los archivos de Flash, que siempre se resisten a ser borrados fácilmente.

Caso 1: Archivos en uso

Aunque sea una completa obviedad, la forma de borrar los archivos que están en uso es dejar de usarlos. Ten en cuenta que el programa en cuestión puede tardar un tiempo en “soltarlo”, y a veces incluso lo seguirá reteniendo una vez lo hayas cerrado. En dichos casos, suele ser de utilidad cerrar por completo el programa.

Con Unlocker

Si la cosa se complica, entonces necesitarás instalar Unlocker. Lo tienes disponible en 32 bits, 64 bits y portable de 32 y 64 bits. Su página es algo confusa; que no te la de con queso: mejor descargalo directamente desde Brothersoft: 32 bits, 64 bits, portable.

Para instalarlo, sigue estas recomendaciones: Cuando llegues a este paso, selecciona No instalar Uniblue RegistryBooster.

Registrybooster

 

En la siguiente pantalla, desmarca las dos últimas opciones: Quickstores Bar y Quickstores Shortcuts.

Después de haberlo instalado, localiza el archivo que te da problemas en el explorador, haz clic derecho y después selecciona Unlocker.

Menu de Unlocker

El programa detectará automáticamente dónde está el problema, y mostrará una lista de programas que están usando el archivo. Elige la acción que querías llevar a cabo (Eliminar) en el desplegable.

Eliminar

A continuación deberás pulsar uno de los tres botones siguientes: Terminar Proceso, Desbloquear o Desbloquear Todo:

  • Terminar Proceso: cierra el proceso que tiene atrapado al archivo. En este caso, Winamp
  • Desbloquear: elimina el vínculo entre el programa y el archivo. El proceso no se cierra.
  • Desbloquear Todo: mismo efecto que el anterior, pero aplicado a todos los procesos que lo tuvieran abierto

Papelera

¡Victoria!

Caso 2: Sin permiso para borrar

Tal y como comentamos antes, a veces el problema no es que esté abierto sino que nuestro usuario no parece tener permiso para llevar a cabo dicha tarea.

En dicho caso, si utilizas Unlocker, la ventana que aparecerá será similar a la siguiente:

Unlocker

Selecciona Eliminar en el desplegable y presiona Aceptar.

Papelera

¡Victoria de nuevo!

Manualmente

¿No te apetece instalar nada nuevo, o simplemente odias Unlocker? Entonces también lo puedes hacer manualmente. Lo primero, haz clic derecho en el archivo, y selecciona Propiedades. Después ve a la pestaña Seguridad, y presiona Editar.

Selecciona el usuario Todos (o Everyone) y a continuación marca la casilla Control Total, en la columna Permitir. Presiona Aceptar.

Permisos

Haz click en y Acepta el resto de ventanas.

Si después de intentar borrarlo, te encuentras en las mismas, entonces deberás reclamar la autoría del archivo (de hecho, es casi recomendable empezar por este paso). Para ello, vuelve al cuadro anterior (Propiedades > Seguridad), pero esta vez haz clic en Opciones Avanzadas.

Propietarios

Presiona Editar… y en la siguiente ventana selecciona a tu usuario actual, y luego confirma con Aceptar.

Editar el propietario del archivo

Acepta esta ventana informativa.

¿Todavía no lo puedes borrar? Entonces el archivo debe estar heredando permisos desde la carpeta en la que está contenido: nosotros hemos establecido el control sobre el archivo, pero la carpeta tiene sus propios permisos, y están influyendo en nuestra misión.

Así pues, toca volver a Propiedades > Seguridad y Opciones Avanzadas. En la pestaña Permisos, haz clic en Cambiar permisos.

Desmarca la casilla Incluir todos los permisos heredables del objeto primario de este objeto, y después elige Quitar. Presiona Aceptar y confirma el cambio en la siguiente ventana emergente de aviso.

Si tienes más permisos de los que estableciste antes (es decir, Todos con permiso de Control Total), entonces seleccionalos y bórralos con Quitar.

Quitar el resto de permisos

Con esto debería ser suficiente para acabar con tu archivo.

No te asustes, normalmente no es tan largo. Sólo queríamos explicarte los distintos pasos que pudieran ser necesarios: en general puedes hacer todos estos cambios de una sola vez, y únicamente cuando sea estrictamente necesario.